Xfinity Discovery Hub

04 de diciembre de 2018

Fundamentos de seguridad de tu hogar: aprovecha al máximo tu detector de humo y de monóxido de carbono.

Instalación de un detector de humo

Los detectores de humo y de monóximo de carbono (CO) son unas de las herramientas de seguridad de tu hogar más comunes y esenciales. Desafortunadamente, es muy frecuente que tanto propietarios de vivienda como inquilinos no comprendan cómo y en dónde instalar los detectores de humo y monóxido de carbono, a fin de maximizar la seguridad del hogar. La realidad es que muchas viviendas no tienen la protección adecuada contra el humo y el monóxido de carbono. Estos son algunos elementos básicos para garantizar la cobertura adecuada en tu hogar, además de maneras en las que puedes reforzar tu seguridad con un sistema inteligente.

En dónde colocar tus detectores

Es de suma importancia comprender cuántos detectores de CO y de humo debería haber en una vivienda, cómo instalarlos correctamente y cómo asegurarse de que están funcionando bien. Esto es lo que debes tener en mente cuando planifiques la ubicación de tus detectores de humo y CO.

Detectores de humo:

En el hogar promedio, una familia tiene menos de tres menos para abandonar la vivienda una vez que estalla un incendido de modo que, mientras más rápido recibas una alerta de incendio, más rápido podrás ponerte a salvo.

Los detectores de humo deberían cubrir un radio de 21 pies. La National Fire Protection Association (NFPA, Asociación Nacional de Prevención contra Incendios) recomienda un máximo de 30 pies de distancia entre detectores de humo. Esta es una manera fácil de asegurarte de que tienes la cobertura adecuada: instala un detector de humo en cada piso de la vivienda, en los pasillos, dentro de los dormitorios y fuera de ellos.

Los detectores de humo constituyen la mejor línea de defensa, pero en esas áreas en donde las condiciones ambientales pueden dificultar la detección de humo o hacerla poco fiable (como decir, un ático), considera la posibilidad de una "alarma de calor". Ese equipo evalúa la posibilidad de un incendio debido a la temperatura elevada del aire, en lugar de la presencia de partículas de humo.

Detectores de CO:

El monóxido de carbono (CO), también denominado el "asesino invisible", es un gas inodoro que emiten equipos que consumen combustible —como estufas de gas, vehículos y generadores— que no que llega a quemarse en su totalidad. Los peligros de la exposición al CO pueden ser severos y fatales.

Las pautas relativas a los detectores de CO son similares a las de los detectores de humo. Según la NFPA, los detectores de CO deberían instalarse en cada piso, a inmediaciones de cada área en donde se duerme y en cualquier ubicación central. Se les debería colocar siempre a cinco pies de la superficie, para obtener la mejor lectura. Aunque bien podría parecer ajeno a las expectativas normales, los detectores de CO no deberían de colocarse próximos a los aparatos que consumen combustible y generan monóxido de carbono (como estufas de leña y calderas de gas).

Hay dos tipos principales de equipos para medición de CO: las alarmas, que emiten una alerta cuando la concentración del CO supera un nivel determinado, y los monitores de CO, que miden y despliegan constantemente la concentración de CO en una habitación. Esos equipos te alertarán cuando los niveles de CO son más elevados de lo usual, aunque se sitúen por debajo del umbral necesario para emitir una alarma.

Cómo proteger más a tu familia y tu hogar

A fin de reforzar tu protección de emergencias por humo y monóxido de carbono, considera la posibilidad de instalar alarmas inteligentes como parte de un sistema integral de seguridad inteligente. Con esos detectores puedes monitorear el estatus de tu hogar a distancia, desde tu smartphone. Más importante aún, podrás saber que hay ayuda en camino a la brevedad posible. Con Xfinity Home recibirás monitoreo profesional 24/7, incluido dentro de tu plan de seguridad de tu hogar. Así que al dispararse una alarma, notificaremos en tu nombre a las autoridades. Obtendrás una respuesta inmediata, lo cual es ideal para esas emergencias en que cada segundo cuenta.

Además, los detectores inteligentes de monóxido de carbono y de humo se automonitorean. Esos equipos ejecutan continuamente verificaciones de autodiagnóstico, para cerciorarse de que están funcionando de la manera apropiada.

Como parte de un sistema de seguridad inteligente e integral, los detectores de humo y de monóxido de carbono elevan a un nivel totalmente nuevo la seguridad y la protección. Esos equipos pueden contribuir a garantizar tu tranquilidad, minimizar la cantidad de mantenimiento necesario y darte la flexibilidad de mantenerte al día e informado sobre el estatus de seguridad de tu hogar.