Xfinity Discovery Hub

16 de abril de 2019

Esa "plática sobre Internet" - Cómo hablar con tus hijos sobre seguridad en Internet

Controles de acceso Plática sobre Internet

Mientras la mayoría de los padres encuestados por Comcast creen que es importante tener la "conversación sobre la Internet" con sus hijos, no todos se comprometen activamente a tener conversaciones con sus hijos y a discutir los riesgos de la seguridad en línea o los comportamientos adecuados en línea. Frecuentemente, ellos necesitan guía para poder tratar estos temas.

Por ese motivo Comcast está proporcionando acceso a recursos desarrollados por Dr. Michael Rich, "The Mediatrician", en el Center on Media and Child Health del Children's Hospital de Boston. Él ha desarrollado guías para iniciar conversaciones que ayudarán a los padres a tratar estos temas de crítica importancia en el nivel adecuado para sus hijos. Fáciles de usar y fundamentadas en investigaciones realizadas, estas guías pueden ayudar a que los padres de familia inicien, y sostengan, la nueva "plática".

Consejo: Estas conversaciones tienden a ser específicas por edad, y los diferentes niveles deben ser tratados en múltiples ocasiones a lo largo de las etapas de la vida en línea de un niño. Usa estos enlaces para poder explorar la información apropiada para el rango de edad de tus hijos:

  1. Edad preescolar
  2. Edad escolar
  3. Preadolescentes
  4. Adolescentes

Edad preescolar

¿Por qué hablar sobre el uso de la Internet con un niño en edad preescolar?

Los niños en edad preescolar se están aventurando fuera de los límites de la seguridad del hogar y explorando el "gran mundo". Hoy en día esto significa tanto el mundo físico como el virtual, ya sea en una calle ficticia en los suburbios por televisión o un club de niños en línea. Los niños en edad preescolar usarán todos los trucos a la mano para experimentar estos mundos, incluyendo recoger cualquier cosa que no esté asegurada y llevándose cosas a la boca. Este tipo de exploración es parte de su aprendizaje, pero están muy pequeños para saber qué es seguro y qué no lo es.

¿Cuál es tu rol?

El rol de los padres es motivar y apoyar las exploraciones de sus niños en edad preescolar, mientras los mantienen seguros y saludables. Esto puede incluir desde desalentar que se metan objetos peligrosos a la boca hasta guiarlos hacia experiencias de aprendizaje consistentes con su nivel de desarrollo. Puedes hacer esto viendo el mundo desde su punto de vista infantil y aplicando a cada situación, tu conocimiento sobre sus habilidades de desarrollo y sus necesidades.

Los niños en edad preescolar no necesitan estar en línea. Muchos padres creen que sus hijos necesitan explorar los medios digitales para poder estar listos para competir. Pero la ciencia del desarrollo ha demostrado que los niños son nativos digitales y pueden aprender todo lo que necesitan de este ambiente en solo minutos en lugar de años. Así que los niños de esta edad solo deben estar en línea si están expuestos a contenido y actividades que son expresamente óptimas para su aprendizaje y desarrollo en esta etapa. Y recuerda que ellos tienen periodos de atención muy limitados.

Logra que tu Internet sea a prueba de niños. Tu logras que tu hogar sea a prueba de niños arrodillándote y viendo el mundo físico desde la perspectiva de un niño. Haz lo mismo con el mundo virtual de la Internet. El equivalente en línea a una toma eléctrica sin protección pueden ser imágenes que lo asusten o lo confundan, así que piensa como "cubrir" los peligros de exposición haciéndolos inaccesibles.

Y lo más importante es facilitarles el acceso a páginas web que están diseñadas para optimizar sus experiencias y aprendizaje en su nivel adecuado de desarrollo, de la misma manera como si estuvieras poniendo bloques de construcción en el estante más bajo para que tu niño en edad preescolar no tenga que subirse a una silla para alcanzarlos.

Llévalos a páginas web que les interesarán. Busca cosas que les gusta a los niños en edad preescolar, como fotos de animales salvajes y los sonidos que ellos emiten. Cualquier tiempo en la Internet con niños en edad preescolar debe ser dirigido hacia ellos, no hacia un hermano mayor o adulto que quiere estar entretenido mientras ven algo junto al niño en edad preescolar.

Usa la Internet para estimular la imaginación de tu niño en edad preescolar. Cuando el contenido está diseñado para trabajar de la manera que los niños en edad preescolar aprenden, los electrónicos pueden soportar el desarrollo del lenguaje y otras actividades del desarrollo.

¿Qué puedes decir?

"De la misma manera que vamos al parque juntos, vamos a estar en línea juntos." Asegúrate que tu niño en edad preescolar se conecte solo cuando tu estés presente, lo cuál te permite controlar a lo que está expuesto, e incluso más importante, te permite modelar un uso controlado y sensato de los aparatos electrónicos.

"Vamos a jugar juntos. Después, comeremos un bocadillo". Muéstrale a tu niño en edad preescolar cómo usas la Internet para propósitos específicos, y que cuando terminas dicha actividad, es tiempo de hacer algo diferente.

"¿Qué ves?" Al usar multimedia con tu niño en edad preescolar, observa cómo se relaciona con este. Hazle preguntas sobre lo que ve y lo que piensa para que pueda practicar tener pensamientos críticos sobre ello.

Edad escolar

¿Por qué hablar del uso de la Internet con tu niño en edad escolar?

Los niños en edad escolar están estableciendo sus identidades como individuos y están socializando con sus amigos. Están aventurándose a un mundo sin un padre o madre a su lado; los roles personales necesitan ser explorados y se crean relaciones. Muchos niños en edad escolar están utilizando la Internet por primera vez, y necesitan tanta guía como sea posible en su crecimiento físico y en línea.

Mientras los colegios pueden enseñarles como usar esta poderosa herramienta de información para comunicarse con profesores, investigar temas de interés o visitar páginas web específicas que son parte de sus tareas, es frecuentemente la responsabilidad de los padres en edad escolar enseñarles a ser ciudadanos responsables en línea.

¿Cuál es tu rol?

Tu puedes apoyar y motivar a los niños en edad escolar en su aprendizaje independiente, parcialmente ayudándolos a navegar nuevas situaciones y ambientes, y en parte representando el lugar seguro al cual pueden regresar. En la medida que usan la Internet de manera independiente, tu puedes modelar un uso enfocado y seguro de la Internet, proporcionar lineamientos y expectativas para navegar de manera segura y eficiente, y proporcionar una avenida de comunicación abierta y apoyarlos si se topan con contenido para el cuál no están listos.

Ten una computadora de uso para toda la familia ubicada en un espacio público. Esto te permite supervisar el tiempo que los niños en edad escolar están en línea sin estar encima de ellos. Puedes ayudar a reforzar el cumplimiento de los límites de tiempo previamente acordados, ayudar a navegar la Web y darle la oportunidad de enseñarte lo que ha aprendido. También significa que siempre estás presente mientras está en línea para guiarle si descubre algo preocupante o problemático.

La longitud de una sesión el línea debe coincidir con su periodo de atención natural. Los cerebros de los niños en edad escolar pueden enfocarse por alrededor de 30 minutos a la vez, así que no obtendrá mucho más de sesiones más largas. Quieres que tenga la mayor cantidad de experiencias posibles, así que intercambia las actividades frecuentemente, mezclando actividad física extenuante, lectura y juego libre.

Usa los controles tecnológicos cuidadosamente para ayudarte a evitar exposiciones accidentales de contenido para el cual no están listos. Estas herramientas pueden buscar y filtrar ciertos tipos de información. Sin embargo, ninguna herramienta es perfecta, y no hay control sobre lo que un determinado niño pueda solucionar. La mejor manera de prevenir dicha exposición es estar presente cuando los niños en edad escolar están usando la Internet.

Cuando ella vea algo que hubieras preferido que no viera, ayúdala a procesarlo. Pregúntale como se siente ("¿Cómo te hizo sentir?"), valida lo que ella dice ("Sí, eso es confuso") e infórmale que ella está a salvo ("Yo sé que fue miedoso, pero me alegra que me lo hayas dicho. Así es como podemos mantenerlos lejos de cosas como esta"). Al tomar este enfoque le enseñará a tu hija cómo cuidarse a sí misma en línea y motivarla a que venga a ti cuando vea algo confuso o miedoso.

¿Qué puedes decir?

"¿Para qué es buena la Internet?" De la misma manera que un martillo es una herramienta que es buena para impulsar puntillas o no para pegarle a otros, la Internet es una herramienta que es excelente para encontrar información y conectarse pero no debe ser usada para causar daño. Intercambia ideas con tu hijo sobre el uso de la Internet, discute sus ideas sobre lo que sería bueno para él y para los demás, y juntos desarrollen estrategias específicas para usar la Internet de manera efectiva.

"Cómo usarás tu tiempo con electrónicos hoy?" Una manera de establecer límites es planificar una cantidad de tiempo en pantallas, incluyendo televisión, juegos de video y la Internet. Tu hijo puede elegir entre opciones óptimas por edad una vez las tareas, la actividad física, una comida en familia y el suficiente tiempo de sueño se hayan logrado. Una vez se acabe el tiempo, motívala dirigirse hacia otra actividad.

"¿Qué te parece esto? ¿Cómo te hace sentir?" Descompone la experiencia con ella. Si hay una página con publicidad de un nuevo de video violento, ¿qué está pasando ahí? ¿Qué crees que pasa si te toca una bala? Baja las experiencias virtuales a la realidad. Escucha lo que tiene que decir sobre sus sentimientos al respecto, luego ofrece tu perspectiva, no una lección. Busca recursos sobre como hacer esto.

"¿Quién hizo esto? ¿Por qué crees que lo hicieron?" Ayuda a tu hijo a entender que el contenido es creado por alguien por una razón específica. Por lo tanto, ella debe saber que pertenece a quién lo creó y es posible que pueda o no ser confiable. Por lo tanto, si ella elige compartirlo con otros, es importante que diga quién lo hizo. Incluso si no es claro quién lo creó, copiar en lugar de crear es deshonesto y les niega la oportunidad de aprendizaje.

Respétate a ti mismo y a los demás. La Internet es parte del mundo de los niños en edad escolar dentro del cual están aprendiendo a navegar y a cuidarse a sí mismos y a los demás. Enséñale que ningún tipo de información personal debe ser compartida con nadie en línea, que ella no puede realmente saber con quién se está comunicando, y que nunca debe publicar mensajes de texto o imágenes sin tu conocimiento. Aclárale que el privilegio de usar la Internet depende de que nunca diga cosas amenazantes o hirientes a otros o sobre los demás, lo cuál podría tener consecuencias extremadamente serias, desde daños personales a consecuencias legales.

Preadolescentes

¿Por qué hablar sobre el uso de la Internet con tu preadolescente?

A diferencia de los niños en edad preescolar y en edad escolar quienes ven a sus padres como su principal fuente de influencia, los preadolescentes están en el proceso de cambiar su enfoque de sus padres hacia sus compañeros. Aspiran a crecer rápidamente para ser adolescentes. así que están cuestionando límites constantemente. Necesitan ayuda entendiendo cuales comportamientos son aceptables y cuales no lo son, en linea o fuera de línea. Necesitan que se les definan claramente límites y expectativas de mayor responsabilidad personal, ya que quieren pasar mucho tiempo en línea, y quieren hacerlo solos.

¿Cuál es tu rol?

Primero, continúa siendo un padre activo en el dominio de los electrónicos, la cual es solo una parte del mundo dentro del cual estás criando tus hijos. Y a pesar que tu preadolescente probablemente sabe más que tu sobre navegar la tecnología, la parte de su cerebro que controla los impulsos y entiende las consecuencias a futuro aún no está desarrollada. Esto significa que gran parte de tu trabajo es proporcionar dicha estructura y guía para ellos.

Lo haces en parte definiendo los tipos de libertad para los cuales tu preadolescente está listo. Algunas veces necesitan la oportunidad de tomar riesgos y fracasar. En otras ocasiones, no están listos a nivel de desarrollo para tomar desiciones responsables o donde las implicaciones son demasiado importantes para que el aprendizaje valga la pena el riesgo. El reto es saber cuál es cuál.

Cuando él ve algo que hubieras preferido no hubiera visto, ayúdalo a procesarlo. Aclárale que tu eres un recurso seguro al cual acudir si se mete en problemas en línea. Si toma una mala decisión, enfócate en ayudarlo a navegarla en lugar de castigarlo y ayúdale a determinar cómo evitar que esto pase nuevamente.

Mantén las computadoras en un espacio público. Aunque es muy probable que tu preadolescente siga insistiendo en tener tiempo en línea solo, él o ella puede no estar listo para dicha responsabilidad. Hasta que lo sea, mantén la computadora en un área pública. Cuándo llegue al punto donde lo dejarás ir a una fiesta en una casa que no conoces, porque confías que se comportará de manera segura y sana sin tu guía inmediata, entonces habrá llegado el momento para integrar tiempo privado en la Internet a su vida.

¿Qué puedes decir?

"¿Cuál es tu juego favorito? ¿Me enseñarías cómo jugarlo?" Los preadolescentes saben más de la Internet que tú. Acepta el cambio, úsalo como una forma de conectarte con ellos. Pídeles que te enseñen sobre su red social favorita, juegos que usan, páginas web que les gustan, etc. Esto les permite mostrar sus habilidades, lo cuál les encanta, y les demostrará que respetas lo que es importante para ellos en un mundo el cual conoces menos. Esta confianza te ayudará a formar una base sólida para los años de la adolescencia.

"¿Qué están haciendo los niños del colegio en línea? ¿Qué me puedes contar al respecto?" Si sientes que será difícil para tu preadolescente responder preguntas específicas sobre él, inicia desde la distancia preguntándole sobre sus amigos o compañeros de clase.

"¿Haz visto en línea niños diciendo cosas sobre los demás que no son muy amables?" ¿Conoces a alguien que lo haya experimentado? ¿Por qué crees que los niños hacen eso? ¿Cómo crees que tú enfrentarías algo así?" Hacer estas preguntas puede ayudarte a tener una conversación sobre temas difíciles. Hazte el propósito de escuchar sus respuestas. Esto ayudará a construir una relación donde pueda compartir qué le asusta, lo que le no puede manejar o cuando necesita que un adulto intervenga.

Adolescentes

¿Por qué hablar sobre el uso de la Internet con tu adolescente?

Los adolescentes están separándose de los padres, tratando de definir quienes son y reafirmando su individualidad. En el ámbito virtual, como en otros ámbitos, en este momento es cuando pasan de identificarse como miembros de un grupo ("Todos vemos los Simpsons") a emprender una marcha en solitario ("Yo inicié mi propio blog sobre béisbol") Una mayor libertad y privacidad es emocionante y abre nuevas posibilidades tanto de aprendizaje como de daños.

¿Cuál es tu rol?

Aunque se ven como adultos, y exigen ser tratados como adultos, los adolescentes todavía no son adultos. Sus cerebros todavía están desarrollando la habilidad para entender las consecuencias de sus acciones y conectar el presente con el futuro. Por esta razón aún necesitan que los adultos los guíen para tomar decisiones y administrar su comportamiento. Tu rol es apoyar la independencia creciente de tu adolescente de manera que lo valide y lo proteja.

Para apoyar su envolvimiento en otras actividades, trabaja con ellos en equilibrar todas las cosas se son importantes para ellos. Ayúdalos a priorizar y administrar su tiempo, asegurándote que duerman lo suficiente, que coman en familia y que las obligaciones académicas y familiares siempre sean lo más importante.

Poco a poco aumenta la libertad de tu adolescente para decidir en qué usa la Internet. Ella lo pedirá con insistencia. Recuerda ir despacio, porque ella necesita practicar el uso de la Internet de forma segura y saludable para demostrar que está lista para actuar como su auténtico ser en ese ámbito, de la misma forma que lo hace cuando está aprendiendo a conducir un automóvil.

Mantén los canales de comunicación abiertos. Haz preguntas que tu adolescente pueda responder. Algunas veces, esto implicará hacer preguntas sobre otros adolescentes, o sobre temas que los dos han visto en las redes ("He escuchado mucho sobre sexting; ¿cuál es tu opinión al respecto? ¿Podrías compartirlo conmigo?"). Aprovecha su destreza y experiencia.

Enfatiza que la Web no es privada al mantener las computadoras en espacios públicos. Tu adolescente querrá estar en línea en privado. Permítele demostrar que puede monitorear su tiempo y actividades en línea, y poco a poco dale un poco más de privacidad en la medida que demuestre que lo puede hacer.

¿Qué puedes decir?

Al hablar con adolescentes, escucha lo más que puedas. Ellos tienen ideas de lo que les gustaría y cómo podría funcionar. Apóyalos en intentar cosas nuevas, y apóyalos cuando lo que intentan no funciona. Estate presente para ayudar a guiarlos durante ese proceso.

"Yo sé que hay muchas cosas que quieres hacer. ¿Qué ideas tienen para poder hacerlo todo? Si no puedes incluirlo todo, ¿qué sería lo más importante para ti?" Trabaja en conjunto para determinar el tipo de apoyo que necesita de ti. ¿Sería útil programar una alarma para que pare de jugar a una hora determinada? ¿Su teléfono celular debería ser cargado en tu habitación por las noches para que los mensajes de texto no la despierten? Trabaja conjuntamente en un plan.

"Parece que quisieras tomar estas decisiones sola. Quiero asegurarme que no estés en riesgo. ¿Cómo podríamos darte un poco más de libertad pero a la vez sentirnos más tranquilos?" Intercambia ideas sobre cómo puede demostrarte que está lista para mayor responsabilidad, y para aceptar cómo lo manejarás si pasa algo que demuestre que todavía no está lista.

"¿Haz visto a alguien publicar algo que resulte contraproducente? ¿Lo podrías compartir conmigo? ¿Cómo crées que debió manejarlo?" Hablar sobre temas como éste relacionados con otras personas puede facilitar que los adolescentes hagan preguntas y compartan información.

"Cuándo publiques en línea, recuerda que todos pueden verlo, incluso la persona con la que estás saliendo, tus profesores y tu abuela". Explica el hecho que una vez están arriba, es difícil eliminar dichas imágenes. Motívalos para usar la frase "¿quiero que mi abuela vea esto?" antes de publicarlo en línea.

Más información y recursos

Para obtener información y recursos adicionales sobre cómo monitorear la presencia de un niño en línea y su uso general, visita otros de nuestros artículos aquíControles de acceso-artículos específicos en el Discovery Hub. Nunca es muy temprano (o muy tarde) para tener la nueva "conversación" con tu hijo.