Xfinity Discovery Hub

08 de febrero de 2019

4 consejos de mudanza de último minuto para una reubicación sin estrés

una pareja mudándose

El día de la mudanza está justo a la vuelta de la esquina y tu casa luce como si hubieses vivido ahí por toda una eternidad. La tentación es la de simplemente aventar todo dentro del camión de mudanza, pero se te hará más fácil desempacar si emprendes la tarea con inteligencia. Afortunadamente, es posible mudarse con rapidez sin necesidad de generar un caos adicional.

Estos son unos cuantos consejos sobre cómo mudarse con rapidez, aun cuando debas entregar las llaves justo al cierre de la jornada.

1. Crea una lista de control de tareas de último minuto para la mudanza

Con tanto qué hacer y tan poco tiempo para hacerlo, tómate unos minutos para escribir exactamente qué debe pasar a fin de decir adiós a tu actual morada y mudarte a un nuevo domicilio. Para ahorrar tiempo, usa esta lista como punto de partida:
  • Recicla, o tira a la basura cualquier artículo que no vas a utilizar más.
  • Transfiere tus cuentas, empezando por los servicios públicos, incluyendo:
  • Internet y cable. Inicia sesión en Xfinity.com/moving para enterarte de cómo transferir tus servicios de cable e Internet, a fin de garantizar que tendrás acceso a ellos cuando te instales en tu nueva vivienda.
  • Gas.
  • Electricidad.
  • Agua y alcantarillados.
  • Teléfono residencial.
  • Mantén a manos algunos artículos de tela (como toallas, camisetas y calcetines) para relleno de tus cajas a medida que empacas todo. Ten a mano una nevera, para transportar artículos que necesiten refrigeración.
  • Vacía el refrigerador y la alacena y límpialos.
  • Agrupa y combina todos tus cables y cuerdas por equipo y etiquétalos, para cuando sea necesario instalarlos en tu nueva vivienda.
  • Da una limpieza final a toda tu vivienda actual.

      Una vez que comiences a empacar el camión, hazlo de manera organizada. Coloca primero en el camión los artículos de gran tamaño, para asegurarte de que cabrán. Si el camión estará empacado hasta el tope, coloca los artículos pequeños en torno de los grandes, a fin de aprovechar todo el espacio posible. No te olvides de envolver cualquier objeto frágil, para impedir que se rompan durante la mudanza.

      2. Consigue ayuda

      Si tienes el tiempo suficiente, considera contratar personal de limpieza o de mudanza, para que te ayuden durante el proceso. En cualquier caso, pide a tus amigos que te den cualquier ayuda posible. Ofréceles que habrá donas, alas de pollo o pizza, cualquiera que sea su refrigerio favorito, para que lleguen más rápido a ayudarte.

      Si se trata de una mudanza de último minuto, no tengas temor alguno de delegar. Asigna a cada persona que esté ayudando, incluyendo otros miembros de la familia, una tarea específica de la que hacerse cargo. Es posible que se necesiten tres personas para trasladar un sofá, pero una sola persona puede hacerse cargo de empacar libros.

      3. Sé lo más juicioso posible para empacar

      Mudarte con premura probablemente significa que tu empacado no ganará ningún premio en materia de diseño. Pero mantenerte organizado durante el proceso contribuirá a impedir que se rompan artículos durante el proceso, además de la consiguiente frustración. Utiliza estas sugerencias para mantener tus pertenencias seguras y fáciles de encontrar.

      • ¿No sabes exactamente dónde conseguir cajas de mudanza con premura? Intenta conseguirlas en tu venta de licores o tu supermercado más cercano, consulta la sección "gratis" de Craiglist o cómpralas en un almacén de suministros para oficina o en una empresa de alquiler de camiones para mudanzas.
      • Una vez que estés listo para empacar, junta todas tus cajas y otros suministros, como cinta adhesiva y marcadores.
      • Empaca habitación por habitación y etiqueta los artículos según corresponda, "Cocina", "Sala de estar", "Dormitorio", etc. Identifica qué objetos están dentro de cada caja ("platos/tazas") para que se te haga fácil encontrarlos al momento de desempacar.
      • Utiliza cajas pequeñas para empacar objetos de gran peso o muy frágiles, así evitarás que se rompan o tener que trasladar cajas muy pesadas.
      • Empaca tus prendas de vestir y ropa de cama en bolsas para basura (pero identifica las bolsas con cinta adhesiva, de modo que no vayas a deshacerte de tus camisetas preferidas o de tus toallas de playa).
      • Guarda tus fotos o pinturas enmarcadas en fundas de almohada, para protegerlas durante el traslado.

      4. Concéntrate en los detalles

      Durante una mudanza de último minuto es fácil prestar atención a los objetos de gran tamaño: mover los colchones desde el segundo piso, cargar el camión y conducir hasta tu nueva vivienda. Pero los detalles de logística pueden ser igualmente importantes. No te olvides de:

      • Notificar tu cambio de dirección.
      • Cancelar la recogida de tu basura, si es algo que pagas a una empresa privada.
      • Devolver tus llaves.

      Finalmente, no te olvides de mantener en un lugar seguro cualquier documentación de importancia, como tu contrato de arrendamiento o el de alquiler del camión de mudanza, para que no vaya a perderse en una caja cualquiera.

      Aun cuando hayas dejado tus tareas de mudanza hasta el último minuto, no te desesperes. Con un poco de creatividad, algo de ingenio y muchísima energía, lo habrás logrado.

xfinity movers

Mueve tus Servicios de Xfinity en un minuto

Traslada tus servicios en unos cuantos y sencillos pasos. Además, mantente conectado con hotspots WiFi durante la mudanza. Inicia sesión en Mi cuenta y programa tu mudanza en línea.

Inicia sesión para Transferir servicios