Xfinity Discovery Hub

14 de agosto de 2019

¿Debería considerar SD-WAN para mi empresa?

Red SD-WAN

¿Tiene tu empresa ubicaciones múltiples, sitios remotos o una red de sucursales? ¿Se apoya tu empresa cada vez más en servicios en el cloud? ¿Acaso tu WiFi para empresas ya no funciona como debería? Si es así, una tecnología llamada "software-defined wide area network" (SD-WAN, red de área amplia definida por software) podría mejorar el desempeño de tu negocio y rebajar tus costos. Esto es lo que debes saber sobre SD-WAN y cómo funciona.

Evolución de la red de área amplia

Para conectar sus ubicaciones, las compañías han construido tradicionalmente sus propias redes, a las que se conoce como red de área amplia (WAN). La red WAN utiliza un sistema de routers programados con reglas y comandos que se encargan de dirigir y priorizar el tráfico de Internet. Ese planteamiento, mediante el uso de "multi-protocol label switching" (MPLS, o conmutación de etiquetas multiprotocolo), garantiza un desempeño fiable para las aplicaciones críticas para la misión. También ofrece protección de los datos, al separar el tráfico de Internet público.

Sin embargo, las empresas están acogiendo la transformación digital, lo cual significa que están multiplicando su tráfico de red mediante:

  • El traslado de más funciones al cloud y las ofertas de "software-as-a-service" (SaaS, software como un servicio) o infrastructure-as-a-service (infraestructura como un servicio). (Piensa en Salesforce, Slack y las versiones en el cloud de Microsoft Office como ejemplos.). Más datos se intercambian entre el cloud y ubicaciones individuales de oficinas laborales, que entre el servidor o el centro de datos de una sede corporativa y sitios remotos.
  • Conectando más equipos a Internet, incluyendo las computadoras, laptops y teléfonos de cada empleado.
  • Incorporando "Internet de las Cosas" en sus procesos de producción y servicios.

Aunque esos cambios hacen más eficientes y productivas a las empresas, también exigen más de una red de la compañía. Administrar esas exigencias de ancho de banda con un router tradicional basado en una WAN es costoso, consume muchísimo tiempo y es difícil de modificar, a medida que evolucionan tanto la empresa como la tecnología. Es ahí donde hace su ingreso una SD-WAN.

¿Qué es una SD-WAN?

Una WAN definida por software dirige y administra el tráfico de la red con el apoyo de software, en lugar de routers y otro tipo de hardware. Una SD-WAN enruta los datos a través de múltiples tipos de conexiones de Internet disponibles comercialmente, incluyendo banda ancha, fibra óptica y LTE. Estas son las ventajas de una solución SD-WAN:

  • Asequibilidad. En términos generales, una SD-WAN ofrece una mejor relación costo-beneficio que las antiguas tecnologías para red de área amplia.
  • Eficiencia. Esta solución ofrece una mayor resistencia y eficiencia, al enrutar datos a través de la conexión más potente disponible en un momento determinado.
  • Control. Una SD-WAN proporciona más control, al permitirte priorizar cuáles procesos y aplicaciones movilizan datos primero. Por ejemplo, podrías asegurarte de que la utilización de las redes sociales no desmejora la calidad de una videoconferencia o de las llamadas telefónicas hechas a través del protocolo Voice over Internet (VoIP). De hecho, SD-WAN facilita aún más que antes esa priorización, porque los administradores pueden implementar cambios a esas reglas con suma rapidez utilizando software de apuntar y hacer clic.
  • Flexibilidad. Las compañías pueden realizar cambios para sitios remotos desde cualquier ubicación, en lugar de tener que ocuparse de reaprovisionar los routers en el sitio mismo. Asimismo, pueden monitorear digitalmente el desempeño de la red.

Implementar este tipo de solución para red puede hacer más ágiles a las organizaciones y ofrecerles ahorros en el costo del personal de TI necesario para administrar la red. Las empresas pueden optimizar aún más las tareas de TI asociadas con una SD-WAN, seleccionando a un proveedor para que la administre.

Cómo comenzar con una SD-WAN

Si piensas instalar la tecnología de SD-WAN en tu organización, estos son unos factores que debes tener en cuenta al momento de elegir un proveedor:

  • Administración: asegúrate de que el proveedor ofrece herramientas de administración centralizadas y fáciles de usar, que te permitan monitorear toda tu red. Por ejemplo, Comcast Business ofrece un portal de autoservicio y una app optimizados y fáciles de usar, para ayudarte a administrar la red.
  • Garantías de servicio: Entiende bien el acuerdo de nivel de servicio del proveedor, en el que se detalla su compromiso con el suministro de un nivel de servicio y la compensación a los clientes si llegase a haber deficiencias. Además, averigua cuáles son los recursos que el proveedor ofrece si llegases a necesitar ayuda.
  • Desempeño: el objetivo de implementar una SD-WAN es el de establecer una red rápida y fiable. La plataforma ActiveCore SDN de Comcast Business vincula una red empresarial con Internet de velocidad Gig para óptimo rendimiento.
  • Seguridad: a cada compañía le preocupa la seguridad de los datos. Elige un proveedor de SD-WAN que ofrezca funciones avanzadas para protegerte de malware y otras amenazas.

Si no estás listo para una completa conversión a SD-WAN, no te preocupes. Las empresas con WAN existentes compuestas por MPLS pueden conservar esos sistemas legados y fusionarlos en una solución de SD-WAN híbrida. Puedes asignar a MPLS aplicaciones que requieren información en tiempo real y enviar otras aplicaciones a Internet público, lo cual te ahorrará dinero, al par que aumentarás la velocidad. Entérate de cómo Comcast Business puede ayudarte a implementar una solución de SD-WAN total o parcial, para mantener conectada a tu compañía.