Xfinity Discovery Hub

06 de diciembre de 2018

¿Tiene mi WiFi la potencia suficiente para mi empresa?

Potencia de la señal de WiFi

Prácticamente todos hemos experimentado las dificultades que causa una conexión débil de WiFi: las páginas web se tardan tanto en cargar que nos hacen rememorar los módem de dial-up, se necesitan horas para descargar archivos y a veces hasta algo tan sencillo como un Airdrop puede ser una incomodidad. Una señal pésima de WiFi vuelve inútil la alta velocidad de Internet, en especial si la red recibe mucho tráfico de distintos dispositivos o si tu computadora está muy distante del router. Para mantener tu negocio en actividad (y evitar frustraciones a tus clientes) usa estas pautas para garantizar que la señal de WiFi en tu ubicación de negocios puede lidiar con cualquier tipo de situaciones.

Identifica los puntos débiles

Deambula por el local de tu empresa con tu teléfono conectado a la red WiFi, para detectar cualquier zona en donde disminuye la potencia de la señal. También puedes utilizar un servicio de prueba de velocidad en cada uno de esos sitios para tener una idea de cuánta rapidez tiene tu conexión. Ten en cuenta que la velocidad disminuirá mientras más lejos estés de tu router. Si tienes empleados con escritorios alejados del alcance del WiFi, provéeles de cables de Ethernet, de manera que puedan acceder con facilidad a Internet. O evalúa la posibilidad de instalar un potenciador de Internet, para incrementar la fuerza y el alcance de tu WiFi.

Coloca el router en una ubicación despejada

Muchas empresas que atienden a clientes en su local ocultan el router para que no sea visible, pero eso puede bloquear la señal y lentificar las velocidades. La ubicación perfecta para el router es una despejada y semicéntrica. Mientras más elevado puedas instalarlo, mejor será la cobertura para todo el negocio. También deberías mantener el router alejado de aparatos como hornos microondas y teléfonos, para evitar cualquier interferencia.

Conoce qué velocidades necesitas

En vista de que una red inalámbrica experimentará cierta disminución de velocidad, es importante saber cuáles deberían ser tus velocidades básicas para WiFi. Para una compañía pequeña con uno o dos empleados que básicamente solo utiliza email y navegación por la Web, una conexión de 25 Mbps (megabits por segundo) podría bastar. Pero esa conexión podría ser insuficiente para tareas de mayor peso, como hacer streaming de video HD. Para una empresa que debe manejar archivos digitales de gran tamaño, sostener videoconferencias, operar un sitio web de comercio electrónico o ejecutar múltiples respaldos de archivos durante el día, es posible que deba obtener velocidades más altas, de 150 Mbps o 300 Mbps. O posiblemente mayores. Con Comcast Business, puedes obtener Internet con velocidad Gig.

Mejora tu router

Si aún estás utilizando un router antiguo con antenas visibles, a lo mejor deberías de mejorar tu sistema. Aunque la mayoría de los routers modernos tienen antenas internas, aquellos que las tienen en el exterior te permiten orientar el WiFi hacia una zona específica. También deberías de verificar si tu router se desplaza automáticamente hacia los canales o bandas que estén menos congestionados. En los Estados Unidos, la mayoría de routers opera en una frecuencia de 2.4 Ghz o 5 Ghz, con múltiples "canales" por frecuencia. A medida que esos canales se congestionan con tráfico, algunos routers se desplazarán hacia un canal con menos tráfico para mantener tanto su desempeño como su velocidad. Mejorar a un router que hace eso ofrecerá mejor desempeño de Internet, aunque haya muchas personas utilizando WiFi al mismo tiempo.

Mantén actualizado el firmware

Tu router necesita actualizaciones periódicas, lo mismo que tu computadora. Vigila el firmware y asegúrate de que todo se actualiza con regularidad, a fin de que puedas garantizar que tu router está operando con máxima eficiencia. Las actualizaciones de firmware también incrementan la seguridad, tanto de tu router como de tu red. Una de las vulnerabilidades más comunes de las que se aprovechan tanto los hackers como el malware, es un firmware desfasado. La mayoría de routers se actualiza automáticamente desde tu página de cuenta, pero si no estás seguro de cómo actualizar el tuyo, una rápida búsqueda en Google debería indicarte cuál es el firmware más reciente y las instrucciones sobre cómo instalarlo.

La velocidad de Internet lenta es mucho más que una incomodidad, puede ser nociva para tu empresa. Saber la manera de mejorar tu velocidad de Internet ayudará a que tanto tus empleados como tus clientes se sientan contentos. Comcast Business te puede ayudar a garantizar que tienes la velocidad que necesitas.