Xfinity Discovery Hub

06 de diciembre de 2018

Ciberseguridad para empresas: Conoce tus debilidades

ciberseguridad para empresas

Hoy en día es casi imposible operar un negocio sin tener tanto una presencia en Internet como una conexión de Internet. Todo el mundo, desde las empresas de una sola persona a los conglomerados más grandes, utiliza Internet para transacciones y comunicaciones, para compartir información, para fines de mercadeo, procesamiento de pagos, y más.

Pareja con esa conectividad corre el riesgo de exponer información confidencial, de sitios web paralizados por ciberataques y de redes internas comprometidas y dañadas por virus y hackers. Una vez perpetrado, el daño es difícil de reparar. La mejor manera de minimizar tu riesgo en línea es establecer salvaguardas antes de experimentar algún problema. Prueba algunos de estos consejos sobre ciberseguridad para mantener protegida a tu empresa.

Instala un firewall

Un firewall es una barrera entre tu red interna y el resto de Internet. Es el portón para el ingreso y salida de tráfico y puede bloquear actividad sospechosa, antes de que ocurra cualquier tipo de daño. Hay una diversidad de firewalls disponibles, incluyendo las basadas en software y las basadas en hardware. Coopera con un experto en ciberseguridad de tu proveedor de servicio de Internet para evaluar el nivel de las amenazas y elige las mejores opciones para tu compañía. Los expertos también te pueden ayudar a personalizar tu firewall, con funciones que mejor responden a tu tipo de red y a tus datos.

Estimula la seguridad informática a nivel individual

Un firewall no te hará mucho bien si tus empleados facilitan el ingreso de virus y malware en tu red a través de sus computadoras de trabajo, de manera que comienza por instalar sofware antivirus en cada terminal. Sin importar cuánta sea la pericia informática de tus empleados, el contenido dañino siempre puede colarse y el software antivirus proveerá un nivel adicional de seguridad para toda tu red.

Además de instalar sofware de protección, es importante capacitar a los empleados sobre el uso seguro y apropiado de sus computadoras de trabajo, a partir de los siguientes lineamientos:

  • No hagas clic en enlaces de fuentes desconocidas o en los que proceden de manera inesperada de fuentes confiables. En caso de dudas, pregunta al remitente antes de hacer clic en un enlace.
  • No descargues software ni apps sin la aprobación de tu supervisor.
  • Reporta cualquier actividad sospechosa en tu computadora, tales como ventanas emergentes, errores inesperados, carga y tiempos de procesamiento lentos, y mensajes de email inusuales enviados por remitentes que no conoces.
  • Usa contraseñas complejas y seguras, y actualízalas con regularidad.
  • Mantén físicamente el control de todos los equipos y de tus contraseñas.

Establece una red privada virtual

Si tienes empleados a distancia y/o trabajas con información confidencial, posiblemente desees establecer una red privada virtual (VPN, sigla en inglés). Cuando tus empleados a distancia se conectan a la red de tu empresa, los datos que envían podrían circular a través de una red pública o de su propio proveedor de servicio de Internet. Esas rutas aumentan la vulnerabilidad de los datos a las amenazas de seguridad en las redes. Una VPN permite a los usuarios comunicarse con un servidor a través de una conexión oculta, con frecuencia comparada con un túnel, para proteger los datos que se transmiten.

Agrega protección de alojamiento de sitios web externos

En el caso de la mayoría de empresas, sus sitios web se albergan en servidores externos fuera de la red de la compañía. Si bien tu red interna puede estar protegida y monitoreada, aún es posible que tu sitio web esté expuesto a ciberataques. En ese caso, el anfitrión de tu Web podría ser capaz de ayudarte a impedir el ingreso de actividad perniciosa a tu sitio. Los siguientes consejos también pueden ayudar a mantener tu sitio en buena forma:

Mantén actualizadas las app basadas en tu servidor. Las app desfasadas tienen, a menudo, huecos de seguridad sin parchar que los hackers conocen bien y tratarán de explotar.

  • Utiliza HTTPS, en vez de HTTP. Es un protocolo más seguro y se ha convertido en el estándar para sitios web. Exige, no obstante, la instalación de un certificado de seguridad, algo con lo cual puede ayudarte el anfitrión de tu Web. Y tus clientes se percatarán de que estás invirtiendo en su seguridad.
  • Evita tanto herramientas como funcionalidades innecesarias en tu sitio. Mientras más instales, mayores serán las oportunidades de crear un hueco de seguridad o cualquier otro tipo de problema.
  • Instala un complemento o una app de seguridad para que te ayuden a administrar la protección de tu sitio.
  • Tal como lo mencionamos arriba, elige contraseñas seguras y actualízalas con regularidad.

Estas cuatro prácticas podrán ayudarte a mantener tu empresa protegida de las amenazas de ciberseguridad. Ser proactivo puede ahorrarte tiempo y dinero y evitarte frustraciones. Entérate de cómo Comcast Business puede ayudar a mantenerte protegido.